Sistema de Suspensión – Parte I

FUNCIONES

El sistema de suspensión lleva a cabo las siguientes funciones:

  1. Soporta el peso de los pasajeros, carrocería, bastidor, motor y transmisión.
  2. Amortigua la conducción del vehículo mediante la acción de resortes y amortiguadores.
  3. Mantiene el contacto de las llantas con el camino, a pesar de irregularidades en la superficie del mismo.
  4. Evita la inclinación o balanceo excesivo de la carrocería en virajes.
  5. Evita una inclinación excesiva en la parte delantera durante el frenado.
  6. Evita un asiento excesivo en la parte de atrás durante la aceleración.
  7. Permite una acción de giro de las ruedas delanteras para la conducción.
  8. Mantiene la relación entre carrocería y ruedas en correcta alineación.

 

LA FINALIDAD DE LA SUSPENSIÓN

Llamamos suspensión al conjunto de elementos elásticos que se interponen entre los órganos suspendidos: bastidor, moto propulsor, carrocería, pasajeros, carga, etc. Y los órganos que no están suspendidos: las ruedas, los frenos y los puentes rígidos.

En la siguiente figura se muestra de forma esquemática la composición de la suspensión.

Las masas suspendidas son todas las que están soportadas por los elementos elásticos de la suspensión. Es decir, aquellas cuya posición vertical está fijada por la carga que hay sobre los elementos elásticos y por tanto su peso esta soportado por estos elementos elásticos.

Masas suspendidas y no suspendidas

Las masas no suspendidas son aquellas que están soportadas directamente por la rueda o neumático y se considera que se mueven con él.

Entre las masas suspendidas y las no suspendidas se interponen los muelles o resortes y los amortiguadores, que son los órganos elásticos de lo que se conoce como sistema de suspensión.

La finalidad de la suspensión es la de permitir el control de la trayectoria del vehículo gracias a la calidad del contacto rueda-suelo, asegurando la estabilidad del vehículo en cualquier circunstancia. También ha de garantizar el confort de los ocupantes y de los objetos transportados adaptándose a cualquier superficie.

Además, también es necesario que cumplan con otras funciones complementarias:

  • transmitir las fuerzas de aceleración y de frenada entre los ejes y el bastidor
  • resistor el par motor y de frenada
  • resistir los efectos de las curvas
  • conservar el ángulo de dirección en todo el recorrido
  • conservar el paralelismo entre los ejes y la perpendicularidad del bastidor
  • proporcionar una estabilidad adecuada el eje de balanceo
  • aguantar la carga del vehículo.

Cuando un automóvil pasa sobre un resalte o sobre un hoyo, se produce un golpe sobre la rueda, que se transmite por medio de los ejes al chasis y que se traduce en oscilaciones.

Una mala conducción o un reparto desequilibrado de las cargas pueden también originar oscilaciones. Estos movimientos se generan en el centro de gravedad del coche y se propagan en distintos sentidos. Los tres tipos de oscilaciones existentes los podemos ver en la siguiente figura, y son:

  • empuje: se produce al pasar por terreno ondulado
  • de cabeceo: fruto de frenadas bruscas
  • de bamboleo: se genera al tomar curvas a alta velocidad.

Oscilaciones del vehículo

Se denomina frecuencia de una suspensión al número de oscilaciones que se producen por unidad de tiempo. Su unidad es el Ηercio Ηz, que equivale a una oscilación por segundo, aunque también puede emplearse el número de oscilaciones por minuto. Una masa grande y un muelle de poca rigidez, dan lugar a oscilaciones de frecuencia pequeña; mientras que una masa pequeña y muelles de gran rigidez originan las frecuencias más grandes. La frecuencia propia de la suspensión puede variar en función de las necesidades de usos a que destinemos cada automóvil y que pueden estar comprendidos entre 1 y 2 Ηz. La frecuencia de 1,2 Ηz corresponde a la de una persona que camina a 7Km/h y por tanto el cuerpo humano está acostumbrado. Si la frecuencia es más baja (0,9 a 0,7) la sensación que se tiene es como la de viajar en barco y se originan mareos y vértigo. En caso de valores superiores (5 a 6 Ηz) hay ciertas partes del cuerpo que pueden entrar en resonancia y a 18-20 Ηz entra en resonancia la cabeza y el cuello.

Sistema Oscilante

 

REFERENCIAS

Síganos en Facebook!

Nuestras Sucursales

Tres Ríos Dirección: Costado Oeste del Centro Comercial Tres Ríos. Teléfono: 2278-3333

Cartago Dirección: Frente al Covao. Teléfono: 2537-3727

Zapote Dirección: Centro Comercial Plaza del Castillo, locales 2 y 3 Teléfono: 2281-3333